fbpx

El viaje

A mi maestro Pablo Wright

El asombro es el lugar

donde a veces nos sentimos muy a gusto

aunque degollemos lo que es nuestro.

Y allí donde por instantes

perdemos casi todo,

caminamos entre los cuerpos decapitados

de las estructuras

y espiamos cuando ellas, los conceptos y otras aves

sin rostro y sin cabeza

se chocan, se expulsan, se irritan

 se amontonan.

Muchas veces sólo podemos escribir

sobre los paisajes que en el asombro encontramos.

No podemos sacar fotografías

ni posar para los ausentes.   

Y nos incorporamos al ambiente

y del ambiente salimos

algo tímidos y algo acomodados.

Y muchas veces

cuando volvemos a nuestras casas

traemos felizmente

bolsitas de celofán

con los conceptos decapitados.

Las cargamos entusiasmados

como si fueran suvenires

para obsequiar a nuestros padres

o a otros maestros inquietos y agraciados

de pasaportes esotéricos.

Porque al asombro llegamos

y de él volvemos

si nos enseñaron a viajar.

Comp-ARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email