fbpx

Haiku de metal

Laura Marina Panizo. 2016. “Haiku de Metal”. Obra seleccionada en el concurso “vivencias” de la Asociación Letras con Arte (CIF Nº G86911393) para formar parte una antología. Madrid, España.

Imaginé escuchar que tuvo tres nacimientos. Cuando su madre lo trajo, cuando un sorteo lo alistó, y cuando ella entró en su cuerpo a buscar un lugarcito cómodo y pequeño, para hacer arder, pero no matar. Eran dos las que llegaron y sólo una entró para quedarse. Desde ese tercer parto, fue creciendo una esencial contradicción: amar las tierras patrias/ odiar la guerra. Es en esa contradicción, que se aloja la esquirla. Migaja de la granada,  haiku de metal, astilla de guerra.

No la puede mostrar, pero la tiene. Está como si fuese un quiste que nadie quiere tocar para no avivar al resto. No la puede exhibir como quienes exponen sus trofeos de guerra en los museos o en los estantes de la habitación. Ella está encapsulada en el cuerpo del sobreviviente. Prisionera de guerra, también. Blanqueada en la radiografía. Vidriera del hospital.

Su madre, el sorteo (759) y la contradicción. Tres inicios del eterno retorno.  Y solo con el alma del tercero, su cuerpo se queda. Se queda con un alma/cuerpo que como su madre, tiene nombre de mujer. A veces sueña que la mira desde adentro. Otras veces ella lo sueña a él.  Llegar a ella es como penetrar la realidad. Entonces sueñan ambos que se respiran y se suceden.

Pero él despierta también, no sólo sueña. Despierta porque fue su compañero quien se llevó de la granada la mayor parte. Granada del enemigo. Pero…  ¿quién es “el enemigo”? se pregunta. Y al tiempo que pregunta arrastra en cada paso, las denuncias de los torturados en la guerra y en los centros clandestinos de detención.

Comp-ARTE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email