Laura Panizo

Laura Panizo

Soy Antropóloga y poeta argentina. Licenciada en Antropología Social en el 2003 por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y Doctora por la Universidad de Buenos Aires con mención en Antropología (2011). Actualmente soy Investigadora del CONICET (Argentina) y llevo mi investigación sobre la experiencia de los Familiares de los Detenidos Desaparecidos de Chile en Escuela de Antropología de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (Fondecyt iniciación 2019) en donde también ejerzo como docente. Soy docente también del Magister en Antropologías Latinoamericanas de la Universidad Alberto Hurtado.  A la vez soy investigadora miembro del proyecto Transfunerario (financiado por la ANR, Francia) Universidad de Marsella-Universidad de Paris.  

 

En cuanto a mis poemas, he obtenido varios premios, menciones especiales, y publicado en diferentes revistas y compilaciones. Mi primer libro de poesía, “Lo demás, rodea” (2013) fue el ganador del certamen de poesía Leonor de Córdoba, Asociación Cultural “Andrómina”, Córdoba. Luego una compilación de mis poemas salió en el libro “Puentes poéticos, escritoras jóvenes de Argentina y España” compilado por Susana Szwar ((2018, Editorial Desde la Gente). Mi segundo libro de poesía “Por donde entra la mirada” fue recientemente publicado por la Editorial Alción (2020), en Córdoba, Argentina.

 

La antropología y la muerte

En los inicios de mi carrera (1998) en un “feria del libro” me encontré con un libro que me llamó mucho la atención: “Antropología de la muerte”, de Louis- Vincent Thomas. Lo tomé con mis manos e inmediatamente me lo compré. Me llamaba mucho la atención la forma en que otras comunidades se enfrentaban a la muerte de una forma tan distinta al modo en que yo lo hacía, y desde allí supe que mi área de investigación iba a ser antropología de la muerte. Por supuesto no tenía todavía la pregunta. Pasaron los años, y andaba caminando por los pasillos de la universidad con tema, pero sin pregunta. Y cuando estaba llegando al momento en que tenía que trabajar sobre mi proyecto de investigación, por otra casualidad (o causalidad), la interacción con el “otro” (una experiencia considerablemente corporal) hizo que apareciera mi gran, gran pregunta antropológica que seguiría marcándome el camino de la investigación por muchos años, hasta el día de hoy. ¿De qué se trata esta “otra” causalidad?  Con una compañera de la facultad, decidimos ir un día a tocarle las puertas al Equipo Argentino de Antropología Forense, quien se encargaba desde hacía tiempo, de la exhumación e identificación de los desaparecidos de la última dictadura militar en Argentina. Fuimos como estudiantes, para hacer una pasantía. Sabíamos del extraordinario trabajo que el Equipo hacía, pero no sabíamos realmente con lo que nos íbamos a encontrar. Y fue en una exhumación de cuerpos, con familiares presentes, donde pude sentir la forma en que ellos (los familiares) querían tirarse a la fosa para llevarse consigo lo que durante tanto tiempo habían estado buscando. Y allí fue cuando un montón de preguntas me invadieron ¿Cómo hicieron para enfrentarse a la muerte cuando no tenían un cuerpo para realizar los rituales? ¿Qué pasaba ahora, si volvía el cuerpo después de tantos años de búsqueda? ¿Cómo serían los procesos de duelo/luto? Estas preguntas pudieron reformularse en una, “la pregunta”, mi verdadera pregunta antropológica, algo que realmente me inquietaba, me movilizaba, me conmovía. Y así fue cuando empecé a leer (antecedentes/estado del arte) sobre lo que otros investigadores habían dicho sobre la temática. Y así fue como encontré que muy pocos se hicieron la pregunta desde la experiencia de los familiares relativas a la muerte y los rituales mortuorios, y que quienes la habían hecho no la habían hecho con la comunidad con la que yo me propuse estudiar, ni poniendo énfasis en la ausencia del cuerpo como el eje central de la investigación. Tenía entonces, un tema, y una pregunta original ¿de qué manera los familiares de los desaparecidos, de la organización de Madres de Plaza de Mayo línea Fundadora se habían enfrentado a la muerte con ausencia del cuerpo?

¿Por qué siguió marcándome el camino esta pregunta inicial? Porque seguí preguntándome sobre la experiencia de muerte violenta con ausencia del cuerpo en el caso de la Guerra de Malvinas (también encontré que de los trabajos realizados sobre el tema no focalizaban en la experiencia de muerte ni en las prácticas rituales desde la perspectiva de los familiares). Y después de terminar mi tesis doctoral con una investigación comparativa entre familiares de desaparecidos y familiares de caídos en la guerra, seguí con proyectos de investigación que focalizaban en las exhumaciones, identificación y disputas por los cuerpos (en el caso de Malvinas) y me encuentro ahora, en Chile, para trabajar sobre la experiencia de familiares de Detenidos/Desaparecidos, focalizando en la ausencia/recuperación de los cuerpos.  

A este objetivo, se sumó tomado también por un año otro docente (José Varas Insunza) con quien trabajamos con algunos estudiantes. El proyecto “Cuerpos Ausentes/cuerpos presentes” se profundizó, y ahora, en el marco del Fondecyt de iniciación 2019 (en la Escuela de Antropología de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano) lo llevo adelante con los estudiantes de grado y posgrado que se incorporaron inicialmente (Mati, Nico y Palo) y con los incorporados en el 2020 (Paulo, Nico, Cami y Cami). Todos, se incorporaron al proyecto enmarcados en sus luchas por la memoria, con un entusiasmo inicial y constante.  Y juntos nos proyectamos, desde, dentro, sobre, la experiencia del otro/nosotros.